Cuando las altas temperaturas parecen interminables, un chapuzón en la alberca siempre es reconfortante.